Puerto Rico

Red Sísmica

Predicción de Terremotos


Se pueden predecir los terremotos?

No. Los terremotos no se pueden predecir. La predicción de terremotos podría considerarse como el “santo grial” en la ciencia de los terremotos. A pesar de los esfuerzos de muchos científicos tales como geólogos, físicos, matemáticos, ingenieros, biólogos y otros, hasta el día de hoy no ha sido posible predecir la ubicación, hora, o la magnitud (tamaño) de un terremoto en una región especifica (e.g. Puerto Rico).


Un ejemplo clásico de un intento de predecir un terremoto

Un ejemplo clásico de un intento de predecir un terremoto ocurrió en Parkfield, CA, considerada la “capital de los terremotos” en el mundo. Los científicos observaron que en Parkfield, un evento de magnitud mayor a 6.0 ocurría aproximadamente cada 22 años. Basado en estas observaciones se predijo que el próximo evento ocurriría entre el 1988 al 1992. Por lo tanto, una gran red de estaciones sismográficas fue instalada y un equipo de medición geodésica fue ensamblado con una serie de artefactos para medir el mantel de los niveles freáticos, resistencia eléctrica, campos magnéticos y los cambios geoquímicos en la zona. El tan esperado terremoto de magnitud 6.0 no ocurrió hasta el 28 de septiembre del 2004, mÁs de una década después de lo predicho por los científicos. Claramente este ejemplo confirma que lo único predecible sobre los terremotos es que no se pueden predecir.


Pronostico no es lo mismo que predicción

Pronosticar un terremoto no es lo mismo que predecir un terremoto. Al igual que el pronóstico del clima, el pronóstico de terremotos pretende calcular la probabilidad de un terremoto significativo en una región específica durante un periodo de tiempo, generalmente en un orden de entre 20 o 50 años. Estos pronósticos se basan en múltiples conjuntos de datos que constan de sismicidad histórica, mapeo (cartografía) de fallas y la medición de las velocidades de las placas tectónicas.)


Pronóstico de terremotos en Puerto Rico

En Puerto Rico, desde el 1670 hasta el día de hoy, han ocurrido 4 terremotos significativos y destructivos en los siguientes años; 1670, 1787, 1867, y 1918 respectivamente. Este récord histórico de terremotos refleja un ciclo de 51 a 117 años o un promedio de 83 años para la recurrencia de terremotos destructivos. Sin embargo, es importante notar que cada uno de estos terremotos se generaron a lo largo de diferentes fallas, por lo cual, la tasa de recurrencia no se puede basar exclusivamente en estos eventos.
Para estudios más comprensivos, mapas geológicos de una zona en particular fueron estudiados, díndole atención especial a fallas activas y otras estructuras geológicas. Esto está correlacionado con la distribución de intensidad de terremotos históricos, modelos de atenuación sísmica y otros datos estadísticos. El resultado de este análisis es un mapa de las zonas sísmicamente activas que identifican las regiones donde fuertes terremotos pudieran ocurrir. La identificación de estas zonas de alto riesgo es indispensable para decidir el uso del terreno y la preparación de planes de emergencia. En Puerto Rico, un estudio probabilístico de peligro sísmico realizado por el Dr. Willian McCann, concluyó que la probabilidad de un terremoto fuerte es de un 33 - 50%, (intensidad VII o mayor en la escala Mercalli Modificada) para diferentes partes de la Isla dentro de un periodo de 50 años (Figura 1).
Una investigación del Servicio Geológico de los Estados Unidos en el 2003 reveló que un área del Oeste-Suroeste de Puerto Rico es más propensa a que ocurran terremotos fuertes en la Isla (Figura 1). Este mapa probabilístico no considera los efectos secundarios de los terremotos tales como tsunamis, licuefacción y amplificación de onda sísmica que afectarían mayormente las zonas costeras bajas y los terrenos altos capaces de generar deslizamientos.